Sobre Internet y el sexo | De la censura al Televibrador

0

Desde los inicios de internet, encontramos en el sexo uno de los nichos que más usuarios mueven y uno de los sectores más rentables.

En el libro consecuencias sociales del uso de Internet leemos que aunque no se dispone de unas pruebas de carácter sistemático, Internet se utiliza a menudo como una búsqueda no comercial para buscar parejas sexuales.

En España y como resultado de la crisis económica, se observó un aumento de gente interesada en trabajar en el sector de Internet relacionado directamente con el sexo. Un aumento de jóvenes españoles sin precedentes se dedican a vender contenidos, artículos y ofrecer servicios tanto en tiendas online como en páginas personales.

La Censura

Hablar de todos los intentos de prohibición que en internet se han realizado sobre el tema del sexo, sería extenderse a catalogar tipos de prohibiciones y países. Sería además de aburrido, extenso.

Lo que poca gente sabe es que hasta el mismo Google lo ha intentado.

En Google se trata de un sector que ha sufrido su considerable censura. Internet es manejada por Google y hablar de Google, es hablar de la sociedad norteamericana que es una de las sociedades que más consumen en este nicho pero a la vez, es la más prohibitiva con el tema.

La plataforma Blogger advirtió en el mes de marzo de 2015 que los blogs que contengan imágenes y vídeos de sexo explicito se harían privados. Ningún blog será borrado, pero ya no será visible en su buscador. Los blogs de sexo creados después de esta fecha, serían literalmente prohibidos.

Una bloguera como la sexbloguer que entrevisté en este artículo lo tendría difícil en una plataforma como Blogger sin ninguna duda.

Bajo sus términos actuales, Google se reserva el derecho de agregar su propia etiqueta para catalogar los blogs que se encuentran en blogger, incluso si el autor del blog no está de acuerdo. Anteriormente en el 2013, la compañía prohibió sitios en Blogger donde realizaran anuncios o enlaces directos a sitios web para adultos. Páginas que conectan o enlazan con sitios de venta de productos relacionados con este sector, en la actualidad dejan de estar posicionados directamente.
Sobre Internet y el sexo

Desde que saltara este nuevo cambio en las políticas del gigante de Internet, muchos críticos se hicieron eco de una censura absurda. El motivo era que son muchos los sistemas por los cuales unos padres pueden impedir directamente que un menor de edad no acceda a contenidos para adultos.

Finalmente, Google dió marcha atrás a su proceso de autocensura un mes antes de ejecutar estas nuevas condiciones, permitiendo que se hablara de sexo en los blogs alojados en su plataforma sin reparo alguno. Esta permisión, pasó por la aclaración de “separar la pornografía del contenido artístico y educativo”, aclaración que permite hablar a muchos con un amplio abanico usando diferentes sentidos.

Televibrador o Teledildo

Por otro lado, empresas hábiles en marketing en internet como lovepalz.com, se dieron a conocer de una manera brutal en las redes sociales con la invención del televibrador o teledildo.

El objetivo del teledildo era sentir a la pareja a distancia y en tiempo real. El sexo virtual y el amor a distancia es para muchos ridículo, pero la estrategia de lanzar al mercado un televibrador es una de las maniobras más efectivas que jamás he visto en este campo.

Miles de páginas enlazaron a su web y a su producto estrella, obteniendo un beneficio considerable en publicidad gratuita al aparecer en diferentes medios de comunicación.

El aparato consiste en dos componentes que simulan los órganos -masculino y femenino- donde vía Wi-Fi o por medio de Skype, los amantes conectan por medio de una aplicación en el teléfono móvil ambos dispositivos para recibir idénticos movimientos y sensaciones.

Sin más detalles, el uso de este tipo de aplicaciones como la similar Klic-Klic la podemos ver en este vídeo demostración donde demuestran como este producto puede llegar a ‘virtualizar’ la relación más humana de todas las que existen.

Conclusión

Finalmente en internet, la sensualidad, el sexo y el erotismo, están permitidos tras varios intentos de prohibición.

Diferentes páginas como de las que hablé en este artículo tienen un gran éxito. El sexo y las relaciones de pareja es un tema que interesa y mueve mucho público.

Sobre este sector, datos interesantes reflejan que más de 10% de las webs que hay en internet son de temática sexual, y que cada día nacen continuamente nuevas startups dedicadas al sexo. Mucho más que en ningún otro sector.

Y es que cada vez más, internet se parece más a la vida real, donde en casi todos los países del mundo se puede acceder a la prostitución sin estar legalizada, y además, encontramos hasta que está prohibida y muy penada en muchos países.

Imagen: freepick.es
Sobre Internet y el sexo | De la censura al Televibrador
4.25 (85%) 4 votes
Comparte.

Escribe un comentario: