La Adicción a Internet

2

Hacía semanas que quería hablar de este tema. Últimamente escucho hablar mucho sobre la adicción a Internet en diferentes páginas donde te indican problemas, síntomas y tratamiento desde el mayor desconocimiento o con la mayor de las intencionalidades a la hora de montarse una nueva patología o fruto de un interés que parte por decir que existen adictos a Internet y que internet crea adicción.

Adicción a Internet

Si lees este blog de forma asidua sabrás que mi reto con las nuevas tecnologías pasa por hacerlo todo a través de Internet:

Todo absolutamente lo compro por Internet y todo lo consulto en Internet.

Desde una receta de cocina a llenar la nevera.

También además salgo, hago deporte y llevo una vida completamente normal, donde gracias al uso que hago de Internet te puedo asegurar que aprovecho mucho más el tiempo y además lo hago de una forma más inteligente.

El uso que hago de Internet lo hago de una forma responsable y me aprovecho de Internet para hacer de ello un modo de vida y ayudar a crecer a muchas empresa.

Hago de internet un uso útil y responsable.

Hace unos años en este mismo blog conté mi experiencia sobre vivir sin WhatsApp, sin teléfono móvil y sin Redes Sociales para reflejar el uso tan irresponsable que muchos hacemos de las nuevas tecnologías, sin darnos cuenta de las tonterías que enviamos por el teléfono móvil y de la pérdida de tiempo que para muchos supone todo esto.

En ningún momento hablé en ese post sobre patología o dependencia alguna porque sinceramente, pienso que eso sería extralimitarse en tachar una situación muy normalizada en la sociedad actual en la que vivimos: hay mucha gente que pierde el tiempo y tiene además mucho tiempo libre.

Hay páginas y medios que hablan de la ciberadicción y de adicción a las nuevas tecnologías donde tras el relato de unas consecuencias, un tratamiento y unas patologías, esconden un desorden en otros sentidos y un mal uso o un uso indebido gracias a una mala educación de los adolescentes y de los no tan niños.

Cuando apareció la radio o la televisión parece que fuimos más inteligentes.

Mi abuela escuchaba la radio todas las tardes y no era ‘adicta a la radio’. Estaba informada gracias a la radio y obtuvo una información de una manera tan rápida en aquella época como yo ahora la tengo gracias a internet.

Leo mucho en Internet cada día y además utilizo para leer un nuevo sistema de lectura diferente a los libros donde leo libros en formato electrónico y nadie me dice que soy un adicto a la lectura.

Entré hace pocos minutos a escribir todo este artículo mientras me preparo algo de comer con la mayor naturalidad del mundo y una vez publique este artículo -que tardaré no mucho más de una media hora-, seguramente continúe con mi vida normal leyendo, cenando o comprando una cosa por Internet que me hace falta para la casa.

Y no me considero ningún adicto.

Se habla mucho de la adicción a internet en adolescentes e incluso podemos ver páginas y páginas cargadas de absurdeces donde refieren los síntomas de la adicción a internet con la mayor de las frivolidades.

Pienso cuando he leído esas páginas, que existiendo gente que puede entrar en un tratamiento psicológico debido a su adicción a las redes sociales ya nos podemos esperar cualquier cosa, cualquier patología o cualquier adicción. No depende del sistema o del medio, la patología depende del individuo y del uso que haga de según qué cosas.

Los medios tradicionales siguen ‘negando la mayor’ de la misma forma que un día la prensa, la radio y ahora la televisión, vieron como un nuevo medio como Internet les restaba popularidad y notoriedad atacándole e intentando hacer de el un ‘medio ajeno’ al sistema de comunicaciones.

En todo este sentido, creo sinceramente que no deja todo de ser dinero. Intereses en que Internet sea ‘malo’ y sea una adicción, interés en curar una patología que verdaderamente si no estuviera Internet, sería otra cosa y un sin fín de intereses que hacen de este tema un simple hecho de responsabilidad con nuestros actos; responsabilidad con el uso y abuso de las cosas que utilizamos y del tiempo que seria y responsablemente empleamos en todo ello. No hay más.

Si antes te dije que mi abuela por las tardes era adicta a la radio, por las noches fue durante muchos años adicta a la televisión… veía todas las noches la televisión y nunca nadie la tachó de tener ninguna adicción ni ninguna patología.

Foto: therapia.net

La Adicción a Internet
4.67 (93.33%) 6 votes
Comparte.

2 comentarios

  1. Primero de todo felicitarte por este blog, interesante y tus comentarios muy acertados.En este tema de la adiccion a internet decirte que yo personalmente, tengo que conectarme para poder desconectar después de un día de trabajo ya sea por el estrés responsabilidades en fin por el día a día, pero siempre con sentido común que creo que es la base en muchos temas sea tecnología o lo que sea.
    Saludos

Escribe un comentario: