Cómo ser Feliz

0

Veo las estanterías de las librerías llenas de libros sobre felicidad. En un aeropuerto tomé la imagen que pongo más abajo en este post donde toda una estantería estaba llena de libros sobre lo mismo: Como ser feliz. Soy una persona feliz y nunca he tenido que leer un libro para ello aunque por mi curiosidad, he leído muchos que hablan sobre la felicidad. Te recomendaré más adelante 3 libros que me gustaron mucho.

Librerías abarrotadas de libros sobre la felicidad y de cómo conseguirla.

Escritores y páginas de Internet que nos venden su sistema para ser felices.

¿Te suena?

Ser Feliz Happiness

Para mi conseguir la felicidad es un continuo descubrimiento y una tarea en la vida propuesta de forma sistemática y obligatoria que está suponiendo todo un esfuerzo continuo. Te lo aseguro.

Cómo ser feliz es una pregunta que muchos se hacen y muy pocos verdaderamente resuelven en sus libros.

Por supuesto, no pretendo aleccionarte ni darte la “receta mágica” para ser feliz. Pasaré a contarte un análisis personal que hice tras leer algunos de estos libros.

Abajo en los comentarios puedes dejar tu opinión sobre el tema. Te lo agradeceré mucho.

Me hice 10 propuestas personales que te contaré más adelante y te recomendaré 3 libros que considero muy buenos pero antes, déjame decirte una cosa:

Como ser feliz es una cuestión de nosotros y no del entorno, esto lo debes de tener claro.

Hay gente que se niega a ser feliz. Debe de saberlo… y eso es lo que quiero pasar a desarrollarte.

3 libros sobre cómo ser Feliz

La ventaja que te aporta tener un blog personal, es que puedes tratar de diversos temas. Unos temas relacionados con lo que sabes hacer, otros con tus pasiones y otros con ideas que persigues y temas que te conmueven, como este artículo que estás leyendo.

La vida no es un camino de rosas, ¿De acuerdo?. En algunas ocasiones parece que nada te sale bien, los resultados no son los esperados y hay veces en que la vida parece que te prepara para como si ser feliz, fuera una suerte planteada para unos pocos.

Hubo otros libros que tratan sobre este tema que dejé de leerlos en las primeras páginas. De esos mejor no te hablo. Ya hablé en post sobre opiniones sobre el libro El Secreto y generó mucha polémica en redes sociales.

Aun así, cuando vea que algo es realmente malo, lo seguiré diciendo.

Los 3 libros sobre la felicidad que te recomiendo los he leído.

El resultado del análisis de esos libros son los diez consejos que te propongo posteriormente. Disfruté mucho con su lectura.

Aquí te dejo estos 3 libros que me hicieron reflexionar y en parte, cambiaron mi forma de ver la vida:

#1 En defensa de la felicidad: Un auténtico tratado de la felicidad

#2 Lecciones sobre la vida del monje que vendió su Ferrari

#3 Ética para ser persona

…difícil pregunta la de como ser feliz. En la vida ser feliz y obtener la felicidad parte del conocimiento personal de que esa felicidad, esa ansiada felicidad, salta y es buscada cuando tenemos un problema grave y por ello consideramos que ante ese problema, somos unos infelices.

Esto anterior y así relacionado, podría llegar a plantearnos diferentes cuestiones.

¿Qué cambia la felicidad?

El cambio de felicidad se aplica al concepto de felicidad que tenemos nosotros mismos sobre de la felicidad.

Soy feliz si no estoy enfermo, soy feliz si no tengo problemas y soy feliz si tengo todas y cada una de mis necesidades cubiertas.

Todos estos ideales de vida nos atenazan a pensar que nunca deberemos de estar enfermos, es anormal tener problemas y todas nuestras necesidades personales deben de estar cubiertas.

¿Éramos antes felices?

Pero… antes de estar enfermos, tener problemas y con todas nuestras necesidades cubiertas ¿Éramos completamente felices?.

O por el contrario, ¿Nos damos cuenta de lo que supone la felicidad cuando tenemos alguna carencia?.

Cómo ser Feliz

Este artículo es muy personal. No vas a encontrar consejos de marketing online ni social media. Se trata sin más de una lista de pautas y puntos de reflexión que corresponden a mi manera personal de ver todo esto después de leerme algunos libros sobre ello.

Reconocer qué supone la felicidad para uno mismo a veces resulta una tarea muy difícil.

Si basamos nuestra felicidad en las cosas materiales lamentablemente no sabremos nunca apreciar la felicidad real.

Alejado de un concepto mundano de lo que puede llegar a ser la felicidad, elaboré esta lista con la que consigo explicarme a mí personalmente cómo ser feliz por medio de un sistema que pongo en practica de forma habitual y diaria.

Te relaciono a continuación estos objetivos personales cargados de consejos que considero importantes y que me han servido desde hace mucho para ver la vida de un modo más diferente y desde un punto de vista mucho más feliz.

Cuando leas todos estos puntos comprenderás mi manera de ver todo esto:

# 1 La vida en parte, tiene algo de juego

Pensar así me hace perder el miedo a todo lo que hago. Quizá este punto tenga un punto de excentricidad y locura, pero bien entendido, es una forma maravillosa de verlo.

La vida tiene un toque de juego interior que divierte. Apuesta, retos, problemas y situaciones que hacen que la vida sea cuanto menos divertida. Son muy pocos los que quieren abandonar el juego.

La vida parte en un principio inicial donde todo te viene completamente como un regalo. No has pedido nada y nunca pediste jugar. Has venido a conseguir las cosas mediante trabajo y esfuerzo, unas veces con suerte y otras sin ella. Te ha tocado jugar sin pedirlo y tienes la obligación de jugar con astucia y conocimiento.

Pensar en tener mala suerte o buena suerte es como pensar en tirar unos dados y que siempre salga el mismo número. La vida es variable como el viento y eso en parte es lo que hace el juego aún más divertido.

El juego llega un momento en el que finaliza. Sé que me voy a morir, y una persona que sabe que va a morir es capaz de todo. No vivo como si fuera eterno. La eternidad no existe, lo sé. Por ello debo de aprovechar cada momento del juego con decisión y firmeza.

Por muy malos que sean los vientos y por muy mala que sea nuestra suerte, siempre me gustará recordar cómo salí de esas situaciones para navegar en calma cuando el viento sea favorable y así pueda disfrutar del viaje.

La vida es bella

# 2 Si yo soy mejor, todo es mejor

Cuando tratamos de ser mejores de lo que somos todo a nuestro alrededor se vuelve mejor.

Ser mejor significa esfuerzo y dedicación.

En parte no significa ser positivo ni optimista, significa ser real. Ver la realidad tal y como es.

La realidad necesita de esfuerzo y trabajo. Si haces las cosas bien, te sientes bien.

Las cosas que nos ocurren (en su mayoría) generalmente no son buenas ni malas, es nuestra percepción de las cosas las que hacen que las cosas sean buenas o malas para nosotros.

Decía un crítico de cine francés que para el, la felicidad era levantarse a la hora que se despertaba. Bonita descripción.

Para muchos, levantarse a trabajar puede ser un síntoma de infelicidad, para otros la infelicidad supone simplemente no tener trabajo.

Para mi la felicidad también supone esforzarme. Esforzarme con clientes, con amigos y hasta con dar los buenos días a la camarera cuando realmente no tengo muchas ganas ni de hablar.

Ser mejor significa no ser como la mayoría. Esfuérzate en destacar y lo conseguirás.

Si eres bueno en el trabajo, sabrás como ser mejor en tus relaciones personales.

La felicidad siempre pasa por ser mejor persona.

Ser optimista y trabajar la gratitud y el altruismo. AYUDAR como base simple cuando lo haces con desinterés, te ayudará en tus relaciones personales y ha concretar una percepción de la felicidad diferente.

En el primer libro que te recomiendo Matthieu Ricard sabe transmitir la educación al altruismo y la configuración de nuestros estados de humor.

Intentar ser mejor es un esfuerzo que no agota. Divierte.

Ser mejor en nuestro trabajo y con los demás a nivel personal implica una negación absoluta del ego y del egoismo que no deparan en otra cosa que en la infelicidad.

¿Hay algunas personas que son increíblemente buenas en lo que hacen?

¿Son infelices siendo buenas en su campo o en la materia en la que destacan?

En esta lucha personal se divierten y disfrutan de su trabajo o de su habilidad. Debemos de extrapolar esa habilidad al resto de cosas que hacemos.

¿En qué soy el mejor?. ¿Por qué soy el mejor? …Voy a intentar extrapolar esta realidad al resto de las cosas.

#4 Decir que NO, es tenerlo todo perdido

Decir que NO supone acabar.

Ante una idea o un proyecto, nunca procuré decirle a un cliente: Eso NO se puede hacer.

Procuro nunca decir que no.

Al tirarme de un trampolín, de un columpio, de un canopy, de una catarata o de firmar un contrato siempre dije que sí.

Estudio siempre las posibilidades de fallo y las rentabilidades, dejando siempre que el miedo a lo desconocido no alumbre mi decisión.

¿Decimos que no por miedo?

¿Decimos que no porque nunca antes lo habíamos hecho?

Tenerlo todo perdido es un momento maravilloso para decir sí.

En la vida me he planteado no acabar con nada, ni con nada ni con nadie. Procuro no decir “Yo nunca…”.

Decirle Adiós a alguien para siempre o decirle NO, significa cerrarte a esa persona para siempre.

Sin embargo…

Hay momentos en los que decir NO implica valentía, cordura y serenidad. Y aquí muchas veces decimos que SÍ, cuando deberíamos decir que NO.

A ser valiente, no vas a aprender leyendo ningún libro.

Son los mismos miedos y las mismas tensiones pero de otra forma.

Aquí me refiero y hablo de decir NO a lo que verdaderamente nos lanza, nos impulsa… sin miedo a lo desconocido.

Decir NO acepto estas condiciones y cambio de trabajo. Decir NO acepto esta situación y cambio de vida.

Cambiar de vida o cambiar de trabajo, muchas veces nos enseña y nos muestra el camino hacia la felicidad.

Me refiero a ser valiente en nuestras decisiones… ¿eres valiente?

#5 Tengo el poder de cambiar la realidad actual

La mayoría de la gente no es consciente de ello.

Ante una crisis, la gente tienen diferentes percepciones y por tanto aportan diferentes respuestas, obteniendo con ello diferentes resultados que arrojan realidades distintas sobre una misma cosa.

Por tanto, la realidad depende de las respuestas. No existe una realidad predeterminada. Gracias a ello puedo cambiarla y acomodarla a lo que me interesa.

Si tengo el poder de cambiar la realidad, de nada me servirá quejarme. Debo de actuar.

Actuar significa implicarse en un proyecto personal donde debo de cambiar aquellas cosas que no me convienen, que entorpecen mi felicidad o que me impiden realmente hacer las cosas que verdaderamente quiero.

#6 Tengo el poder de ser influyente

Lo aprendí y me di cuenta cuando observé las imágenes del “hombre del tanque”, también llamado el rebelde desconocido.

Este apodo se le puso a un hombre anónimo que se volvió internacionalmente famoso al ser grabado de pie frente a un grupo de tanques en columna durante las revueltas de la Plaza de Tian’anmen en el 1989 en China.

Al finalizar el siglo la revista Time lo llegó a considerar una de las personas más influyentes del Siglo XX.

Volviendo a ver las imágenes de lo que hizo este hombre en Youtube hay quien afirma que hubiera sido capaz de cambiar el rumbo de la política china si hubiera llegado a escribir en el tanque con una tiza blanca la palabra “paz“.

El simple gesto de ponerse delante de un tanque sosteniendo dos bolsas de plástico, una en cada mano, hizo paralizar al ejército y que la revuelta fuera internacionalmente reconocida.

Todo un logro de influencia de un hombre solo frente a un grupo de tanques.

Una vez ya sabes que puedes llegar a ser influyente… ¿Tuviste alguna vez la oportunidad de ponerte frente a un tanque?

# 7 Recordar lo malo no vale para nada

Los malos recuerdos son un mecanismo elaborado en nuestros principales antepasados como mecanismo de defensa.

Recordar lo malo, era recordar donde estaban los peligros.

Recordar donde están los peligros implica la necesidad de tener miedo. Un miedo absurdo a muchas cosas.

Hoy en día, recordar el 99,9% de los malos recuerdos no sirve absolutamente para nada. Dejemos de ser simios y evolucionemos.

Recordar situaciones adversas sirve solo para aprender a mejorar siempre que lo recuerdo con ilusión y con ganas de no volver a cometer los mismos errores.

Pensar así, es acabar siendo dueño de tus propios actos. Sin miedo a esos malos recuerdos.

# 8 Hay personas positivas y personas tóxicas

Toda las personas somos diferentes. Afortunadamente.

Reconocer a las personas tóxicas es un juego divertido. Te lo aseguro.

No podemos intentar que todas y cada una de las personas sean “buenas” con nosotros y accesibles en todos los sentidos.

Nosotros igualmente seremos buenos o malos para otra gente. No pasa nada, pero intentemos no ser tóxicos para nadie.

Ser tóxico es sinónimo de negatividad, de desconsuelo y de vivir en un completo amargamiento que solo lleva a la infelicidad.

# 9 Ser feliz depende de nosotros

Te lo decía al principio. No hay nadie que pueda influir en nuestra felicidad, a menos que nosotros queramos.

Es una tarea exclusiva. No necesitar a nadie para ser feliz pero si compartirla con los demás.

Cuando estudié el mercado de las páginas de relaciones personales de las que te hablé en en el post sobre Ashley Madison me di cuenta que muchas personas necesitaban a alguien para ser felices.

No se puede ser más infeliz que colocando tu felicidad en manos de otra persona.

Por otro lado, no hay obstáculo ni situación que impida nuestra felicidad. Hay falta de comprensión de ese obstáculo o situación.

#10 Aquí no venimos a aprender

Al final de esta vida no vamos a pasar ningún examen. Te lo aseguro.

Pensar eso de… “me ha servido de lección para la próxima vez” significa en los mismos términos que “seguirás haciendo lo mismo para obtener el mismo resultado”.

Cambia de actitud y mira en lo que has fallado. Actúa.

No esperes que ante tu misma actitud obtengas un resultado diferente. Eso es aprender de los errores de forma sincera y coherente.

No habrá próxima vez… Si tu no quieres, y por tanto, no debes de aprender nada.

Aprender de los errores significa en qué debes de reflexionar y recapacitar. Ver un error es sano en la medida en la que sabemos que actos nos han conducido hacia ello.

Saber reconocer nuestros errores y debilidades no es malo. Aleja del ego y por tanto, añade una cualidad que pocos tienen: saber reconocer que verdaderamente ante esos errores, somos los únicos responsables y nadie nada más que nosotros tenemos la culpa.

***

Ya a modo de conclusión y si llegaste leyendo hasta aquí, me gustaría saber tu opinión.

Pongo en practica de forma habitual y diaria con mayor o menor esfuerzo estos consejos, muchos me crean formas de pensar diferentes que haría interminable este texto.

Si quieres opinar de estos consejos, ampliar o criticar… siéntete libre…

¿Qué opinas de estos consejos?

Cómo ser Feliz
5 (100%) 6 votes
Comparte.

Escribe un comentario: