El día que contraté un Seguro por Internet

0

No voy a recomendarte ningún seguro ni ninguna aseguradora en ningún momento. Hace ahora dos años decidí contratar todos los seguros por Internet y después de este tiempo, con renovaciones incluidas, tengo ganas de hablar en este post sobre el tema de los seguros en Internet de forma amplia con algunos buenos consejos si vas a contratar un seguro por Internet.

¿Qué debemos de saber de los Seguros por Internet?

Tienes un vehículo, una casa, un barco y hasta una vida por asegurar. Desde un seguro de coche a un seguro para la vivienda, toda la oferta de seguros en Internet y su puja es uno de los nichos más caros a la hora de publicitar en Google AdWords.

Insertar un anuncio de un seguro en Google AdWord llegó a superar los 4 euros de coste por cada clic en más de una ocasión para alguna que otra compañía o corredor de seguros.

¡4 euros por un clic!

El mundo del seguro por Internet junto con el mundo de la formación son los más caros de publicitar.

Las compañías de seguros descubrieron el increíble potencial para conseguir clientes de una forma clara y hacerse un hueco de forma estable en este mercado virtual de potenciales clientes en busca de una buena oferta.

Desde los comparadores de seguros a empresas que realizan “estudios” para aconsejar a más de un cliente sobre la conveniencia de asegurarte de una manera u otra, mucha gente contrata su seguro por Internet y las compañías lo saben.

Hace dos años decidí asegurar todo absolutamente por Internet. Fruto de ellos,  he descubierto algunas cosas que quiero analizar punto por punto en este post.

Los comparadores no existen

Los comparadores de seguros tuvieron su origen en inglaterra con la web confused.com

Por si no lo sabías: Los propietarios de los comparadores son las compañías de seguros.

Si alguien se cree que entrando en un comparador de seguros va a “barrer el mercado para encontrar la mejor opción” como indica su publicidad ¡la lleva clara!.

Solo te afrecerá su seguro y solo te ofertará su compañía.

Basta con darse una vuelta por Wikipedia para descubrir que la propiedad del comparador de seguros Rastreator.com pertenece en un 75% a una compañía de seguros británica y en un 25% a la compañía española de seguros Mapfre.

Tanta rentabilidad tuvieron sus servicios de contratación de un seguro por Internet, que actualmente comparan viajes, teléfonos, productos financieros, compañías de energía y vehículos.

(Comparan sólo entre los productos que ellos ofertan, claro)

Entrar a buscar un seguro por Internet en un comparador es restringir tu búsqueda a unas compañías muy concretas.

El truco de los comparadores

En tres simples pasos como los de esta imagen, muchos te ofrecen el mejor simulador de comparación de seguros.

El truco de los comparadores se encuentra en su base de datos.

Las compañías de seguros tienen las mejores bases de datos. Las acciones de marketing que pueden realizar con esta base de datos es brutal tan solo con los datos que obtienen sobre ti cuando un día rellenas todos tus datos para buscar un seguro que te sea rentable.

Recibirás una campaña de marketing cuando vayas a renovar el seguro, cuando sea tu cumpleaños, cuando te caduque el carnet de conducir o cuando te cambien las condiciones de una forma estratégica que ha demostrado que aporta muy buenos resultados a las compañías.

Seguramente incluso hasta te llamen por teléfono al mediodía del departamento comercial y tengas que acabar dándote de baja gracias a la Lista Robinson para que dejen de molestarte.

Dentro de un año, antes de que te vaya a caducar tu seguro… te llamarán haciéndote una oferta. ¿Te suena?

¿Es más barato contratar un seguro por Internet?

Pues aquí te puedes llevar una gran sorpresa:

No siempre el seguro por Internet es el más barato.

Hay productos que en Internet son más baratos que en una tienda física y otros que no.

Y hay gente que piensa que en Internet todo es más barato y esto lo saben también las compañías de seguros.

Ir en persona a las oficinas de una compañía aseguradora y hablar con alguien puede resultar algunas veces muchísimo más rentable si llevas la oferta de Internet en la mano. Más adelante te hablo de ello.

De todas formas, piensa que el mundo del seguro ellos te “hace sus números” y nunca pierden dinero.

¿Dónde está el truco de contratar un seguro barato Online?

Si te has propuesto contratar un seguro de coche, e introduces en Google la búsqueda de un seguro de coche barato Online te habrás fijado de algunas ofertas realmente formidables.

Te compras un coche, buscas un seguro Online y lo contratas porque el precio es muy barato.

Hay aspectos como la atención al público o el trámite de un siniestro que inicialmente no valoras, pero si gestionar el trámite de un siniestro es difícil, imagínate luego el cambiarte de compañía porque te han subido el precio de una manera desorbitada de un año para otro.

Si acabas contratando el seguro…

Pasas a formar parte de un grupo de clientes obtenidos por Internet donde dentro de un año tendrás que renovar tu seguro y obtienes una atención nula.

Si NO acabas contratando el seguro…

Con la excusa de que Internet abarata costes de personal las compañías de seguros toman tus datos al igual que los comparadores de seguros para hacerte campañas de marketing perfectamente estudiadas y proponerte seguros en bloque con ofertas despampanantes como te contaré más abajo.

Bancos y Seguros

El mundo del seguro da mucho dinero. Fruto de ello es que los grandes del dinero (los bancos) apuestan por el mundo del seguro e invierten parte de sus ganancias y capital en montar una agencia de seguros. No digo nada nuevo.

Unas veces con su propia marca bancaria y otras veces con una marca encubierta, los bancos es otra oferta de seguros que operan por Internet y donde quizá, tengas asegurado algo y no lo sepas.

En la mayoría de las hipotecas te obligan a la contratación de un seguro para permitirte el préstamo y últimamente hacen lo mismo con el mundo del vehículo al financiar la compra de un coche donde ellos te ofrecen su seguro de forma obligatoria mientras dure el préstamo.

Consejos para contratar un Seguro por Internet

Una vez dicho lo anterior para ponerte un poco en situación, voy a pasar a darte algunos consejos a la hora de contratar un seguro y no llevarte posteriormente una sorpresa en el servicio ni en la factura.

No te fíes de las Ofertas iniciales sorprendentes

Ofertas como… Tu seguro a mitad de precio, 70% de descuento en la contratación de tu seguro o seguro de coche para mujeres… son algunas de las ofertas que habrás escuchado y puedes leer en banners de publicidad en Internet.

Estas ofertas iniciales intentar captar y obtener tu información como si de una caña de pescar se tratara.

Hay incluso páginas de corredores de seguros que captan datos y les entran llamadas para después vender tus datos a la compañía que mejor oferte.

Asegúrate una compañía con un teléfono gratuito

Cuando tienes un siniestro, la atención al público te puede resultar un punto muy importante.

Muchas aseguradoras disponen de teléfonos 902 donde tienes que… introducir tu DNI, decir SÍ varias veces, y esperar un tiempo considerable para ser atendido.

Tener el teléfono de un gestor de seguros que puedas llamarle a su oficina en esos momentos te puede hacer ganar mucho tiempo y reducir problemas, sobre todo en los trámites referentes al seguro de hogar.

Procura contratar un seguro en una compañía que tenga una oficina física

Este puede ser el mejor de los consejos que vas a leer en este post.

La impersonalidad que transmite Internet hace que muchas veces te dejes guiar por un operador telefónico que va a mirar exclusivamente los intereses de la compañía y pocas veces te va a querer ‘atrapar’ como cliente. Para eso hay otros departamentos.

Ir en persona a contratar un seguro puede ser una de las mejores opciones y créeme la más rentable.

Cerciórate que todos los trámites referentes al seguro los puedes también realizar por Internet o que le puedas enviar un correo electrónico a la persona que te atendió directamente.

Muchas grandes aseguradoras ofrecen a través de otras segundas marcas seguros extremadamente baratos. Esto solo lo puedes saber si te acercas a una oficina físicamente y te informas.

Las compañías de seguro saben esto. Colocan en muchas oficinas al personal de información que te asesoran inicialmente y te indican que ‘por Internet tienes mejores ofertas en su página’. Intenta hablar con alguien que tenga una cartera de clientes y a quien puedas llamar directamente por teléfono para cualquier problema o para la cancelación del seguro.

Intenta NO fraccionar el pago de tu seguro

Parecerá algo ilógico, pero no fraccionar el pago te permite saber cuando te vence el seguro y buscar otra oferta más rentable con anticipación.

La comodidad del pago fraccionado te puede restar la ventaja de no tener asegurado tu vehículo si no lo vas a utilizar durante unos meses por ejemplo.

Muchas compañías te recalculan las mensualidades de manera que resulta prácticamente imposible dejar de pagarles e irte a otra compañía. Supone una molestia mayor en tiempo que mucha gente prefiere ahorrarse.

Avisa de la cancelación de tu seguro dos meses antes de su vencimiento

Mirar dos meses antes otras ofertas es muy ventajoso.

Al igual que ocurre en el mundo de la telefonía, ante una posible subida del seguro dentro de dos meses en tu renovación, te puedes encontrar con una contraoferta si les indicas que vas a marcharte a otra compañía.

No olvides nunca que NO tener un siniestro durante la duración de la póliza te convierte en un cliente excelente.

Contrata solo lo que te haga falta

Si no has viajado al extranjero con tu coche en los últimos veinte años, reducir en el seguro de coche la cuota en este sentido te puede suponer de un ahorro de hasta el 30%.

Suponiendo que algún día salgas con tu coche al extranjero, ampliar la cobertura de viaje te supondrá un importe de risa si lo comparas con lo que tendrías que pagar cada año que no te has movido de tu ciudad con el coche.

Hay mucha gente que paga cosas que no utiliza ni las va a utilizar jamás. Incluso he leído en foros de gente que tenía asegurados accesorios del vehículo que su coche no tenía.

La mujer paga igual que el hombre

Si alguna compañía te ofrece un precio distinto, te estará mintiendo… (a los hombres les hacen el mismo precio).

Eso de que una mujer paga menos que un hombre es una leyenda urbana: La comunidad Europea ya prohibió el utilizar como herramienta de cálculo de precio de los seguros la distinción del sexo de las personas.

***

Espero que estas conclusiones te sirvan de ayuda a la hora de contratar tu seguro por Internet.

¡Gracias por tu comentario!

El día que contraté un Seguro por Internet
4.6 (91.43%) 7 votes
Comparte.

Escribe un comentario: