Escribir en un blog todos los días

0

Hace poco me propuse publicar en el blog un artículo diario durante varios días seguidos y sin faltar ni un solo día. Escribir en un blog todos los días es una tarea de convencimiento y propósito, que lejos de ser un simple experimento, al fin y al cabo no me llevó mucho tiempo cada día. Si quieres saber como lo hice, sólo tienes que seguir leyendo.

Por las estadísticas veo que la gente lee lo que escribo y le interesa lo que tengo que decir. Debo de reconocer que tras varios días seguidos escribiendo, me gusta mantener el blog actualizado, pero desde luego, escriba todos los días o no, continuaré con mi compromiso de publicar regularmente todos los jueves.

Escribir en un blog todos los días 400x267Procuraré no faltar nunca con un artículo cada jueves aunque puede que cualquier otro día de la semana publique algo movido por el impulso de comentar algún tema que me llamó la atención.

Escribí con la etiqueta personal algunos artículos sobre experiencias personales y no sé si lo acabaré tomando por costumbre o definiré una linea más impersonal en un futuro. De momento me da igual; no me planteo ningún ‘modelo‘ a seguir y realmente me gusta que la gente que me lee me conozca. Como decisión me gusta.

Recibo correos y a todos contesto. Unos me proponen intercambios de enlaces y otros me hacen preguntas relacionadas con el blogging, la política, el marketing o de cualquier otra índole. De los últimos correos que recibí fue uno donde directamente me preguntaban una cuestión muy concreta: “¿Intervienen las visitas en el número de entradas que existen en un blog?“.

A decir verdad, la pregunta real estaba realizada de una forma un poco más compleja: ¿Es la cantidad de contenido el factor clave para obtener un mayor flujo de visitas de Google?.

¿Si elaboramos contenido a diario aumentará nuestro flujo de visitas?. Esta pregunta me hizo elaborar este artículo. La relación contenido-visibilidad como ventaja de escribir en un blog diariamente es un tema que ronda por la cabeza de muchos bloggers.

Es por ello, por lo que a continuación desarrollo por escrito la forma que tengo de trabajar en el blog y plantearme la cuestión de si es posible o no elaborar un artículo diario y de calidad. Elaborar un escrito a diario y mantener la suficiente pasión para seguir escribiendo y generar un material con el suficiente interés para ser leído.

A la pregunta intenté aportar una respuesta lo más acorde posible con diversas razones y planteamientos, pero lógicamente se puede decir que si, que el número de visitas que nos llegan de Google por búsqueda natural depende en gran medida del número de entradas que tengamos publicadas. El contenido es todo. A mayor contenido, mayor oportunidad tenemos de ser vistos, pero sin olvidar la obligación de continuar elaborando un material con un buen nivel de calidad. Esto último indudablemente es lo mejor para el SEO.

Ademas de todo esto, uno de los compromisos personales que tenía esta semana era marcarme la obligación de escribir todos los días en el Blog de forma seguida y no fallar ni uno solo. Simple compromiso personal para satisfacer un simple reto.

El pasado mes de Julio quedó atrás como el mes más improductivo en artículos y todo fue por estar apartado durante un mes del blog y de todo a lo que tecnología se refiere como bien expliqué en la única entrada que realicé al finalizar ese mismo mes. Ahora, y plasmando mi forma de trabajo de forma clara y coherente, intento detallar como lo hago para comprobar si es posible realizarlo todos los días.

A la hora de desarrollar el tema de trabajar a diario escribiendo en un blog, debo indicar que trabajar no sería la palabra exacta. Más bien resumo, comento y opino sobre lo que leo, veo y observo. Todo además aderezado con una búsqueda más exhaustiva sobre el tema del que voy a escribir y donde finalmente acabo sacando mis propias conclusiones.

Comienzo por leer artículos en diferentes sitios normalmente por la mañana, configurando con ello las fuentes que empleo para escribir, donde unos artículos los leo centrándome en sus títulos y acabo leyéndolos con curiosidad, y otros paso muy por encima por ellos.

Debo de decir que leo de todo y resultaría muy difícil marcarme unos sitios concretos, pero lo que si quiero recalcar es que no leo con el ánimo de escribir en un blog. Escribir aquí es un hilo, es una continuidad a lo que leo con la intención de dejarlo muchas veces plasmado por escrito sin ninguna otra finalidad. Al igual que cuando realizo un artículo de análisis sobre un tema en general o algo en concreto, no voy buscando material para el blog sino más bien ha sido ese material, el que de una manera u otra me ha hecho incluirlo en una entrada y hablar sobre el tema.

Eso me ocurre por ejemplo cuando me hago eco de una campaña publicitaria de televisión por su originalidad o su capacidad de imaginación y de saber conectar con el público, pero generalmente leo y visito páginas con la llamada calidad y efecto sorpresa en todo lo referente al mundo de la tecnología, Internet y su influencia social como por ejemplo BBC Technology donde algunos artículos no solo son relevantes, sino más bien destacables por su calidad y prontitud en la información que me hacen seguir investigando para lograr creerme lo que realmente es una gran noticia.

Normalmente lecturas encaminadas para saber más sobre un tema y alcanzar un buen nivel de actualización, donde a veces me encuentro con sitios que leo de un rápido vistazo debido a tratarse de noticias sensacionalistas del mundo de la tecnología e Internet que más bien procuran un rápido clic y realmente contienen poca información fiable.

En otros sitios entro con escasa frecuencia, y lo hago llegando a seguir el hilo de las conversaciones que se generan en los comentarios durante varios días, donde en ocasiones se producen opiniones sorprendentes. Suelen ser sitios cargados de libertad de prensa y expresión con sentido crítico y compromiso social. Leo mucho de periodismo libre e independiente y me siento muy atraído por el hilo de sus comentarios y conversaciones.

Otras fuentes que empleo en la elaboración de los contenidos del blog las sigo tanto por obligación personal como profesional y, aunque contengan algunos toques sensacionalistas y algunos artículos contengan títulos realizados claramente con la intención de provocar el clic, hay páginas como Adweek Technology que son una fuente principal de noticias para los profesionales del marketing, los medios de comunicación y la publicidad, ofreciendo contenidos con visión de futuro, configurándose como la plataforma ideal para creativos y creadores de contenidos que deben de escribir en un blog y necesitan información sobre el panorama tecnológico actual.

Pero leo de todo. Generalmente comienzo por un tema y acabo leyendo sobre otro. Curiosidad e información hasta que descubro un tema que realmente me llama la atención y en el que noto personalmente que le estoy dedicando demasiado parte de mi tiempo.

Cuando leo un tema que me interesa, sigo investigando sobre el tema sacando conclusiones propias e intentando profundizar siempre sobre temas relacionado con Internet, el marketing, la tecnología, la política o como la sociedad se relaciona con ellos, buscando más sobre el tema y tratando de localizar diferentes puntos de vista y otras opiniones, amen de opinar en otras ocasiones directamente y elaborar todo un contenido seguido sin fuente alguna simplemente como material de opinión directa que nace de la vivencia social de un hecho.

Si de marketing y SEO se refiere, veo si realmente las técnicas y consejos que aporto en el blog funcionan y son efectivos. Siempre he probado esas técnicas o herramientas anteriormente y me han dado el resultado que describo, y si el artículo que estoy escribiendo trata sobre un libro que he leído, normalmente de temas de SEO o marketing digital, suelo realizar un comentario extenso sobre el mismo que ponga de manifiesto si merece la pena leerlo o no.

La idea sobre lo que voy a escribir es la base donde nace el artículo y una vez ya tengo la idea, me aparto por completo de cualquier distracción que pueda tener en ese momento y me implico en lo que estoy escribiendo sacando todas las posibles conclusiones a lo que he leído. Si es un artículo de análisis, nunca trabajo escribiendo en el blog más de una hora seguida. Si no terminé el artículo en ese tiempo lo dejo, terminando de escribir todo el texto posteriormente para poder seguir leyendo e investigando fuentes tan diversas que van desde la Wikipedia hasta cualquier otra página posicionada en las página 76 de los resultados de búsqueda de Google.

En otros artículos donde tan solo dejo una leve opinión sobre algo que me pareció curioso y atractivo, sencillamente lo escribo rápido indicando la cuestión principal por la que me pareció relevante publicarlo.

Pocas veces dediqué a algún que otro artículo mucho tiempo en mejoras de SEO para el posicionamiento. Tan solo en algunos artículos sobre marketing invertí tiempo en buscar las palabras para definir un nicho en concreto y su aplicación en el artículo, pero lo que si hago casi siempre al final, es resaltar en negrita lo que creo encierra alguna idea o es lo más importante.

Para saber qué tipo de artículo voy a escribir me pregunto a mí mismo si se trata de un artículo de opinión o un artículo de desarrollo o investigación, donde en este último mi objetivo es realizar un escrito con fines informativos basados en mi propia percepción y análisis. Elaborar un escrito fundamentado en unos datos y unos hechos vistos con sentido común y escrito de una manera clara y precisa .

En el proceso de elaboración del artículo soy bastante rápido. Con música de fondo, escribo sobre el tema elaborando la idea desde su origen, donde inicialmente enumero los principales apartados a desarrollar para tratarlos posteriormente, y como dije antes, a la hora de escribir en el blog no miro excesivamente por el SEO, aunque si es verdad que cuido en no hacerle demasiado daño, llegando a mirar más si el número de palabras claves es excesivo, que si el número de palabras claves llega a tener una densidad suficiente para lograr su posicionamiento.

Teniendo una base con la lectura de las fuentes que normalmente reflejo durante el escrito o al pie del artículo, comienzo a escribir sobre el tema de una manera personal como puedes observar en la mayoría de las publicaciones, seleccionando aquello que me motivó a escribir sobre ello intentando resaltar finalmente la idea que quiero transmitir en el escrito, cosa esta que realmente se vuelve difícil en algunos casos debido a la extensión del texto o de la complejidad del mismo.

Selecciono el título de acorde con el texto que tengo y en menor medida buscando el posicionamiento, aunque sí la mayoría de las veces tratando de llamar la atención del usuario para obtener su atención pero siempre con la obligación de elaborar un título que refleje fielmente la finalidad.

Y la verdad es que con los títulos es donde realmente he perdido la mayor parte del tiempo. Si bien merece la pena escribir y todo lo escrito nunca deja de tener valor, con los títulos no ocurre igual. Trato de encajar un título de forma que la persona que busca esa idea, se encuentre con el artículo que he escrito.

En artículo más elaborados que contienen datos y análisis, que contienen opiniones duras sobre marcas o productos, procuro repasar el texto varias veces comprobando que todo es cierto y es correcto.

Los comentarios los apruebo en su totalidad por costumbre. Por épocas y cuando vinculaba más las redes sociales al blog se sucedian a diario, no teniendo problemas con su lectura y aprobación en la mayoría de los casos y no resultando una perdida de tiempo tampoco la gestión del spam en los comentarios, donde apenas tardo unos minutos en seleccionar y borrar antes de ponerme a escribir.

En la fotografía que encabeza el artículo la selecciono normalmente de sitios que tengo completo permiso para ello o de sitios libres de derechos como freepik.com aunque visito otros sitios que, aunque no esté buscando material para incluirlo en el blog merece la pena visitarlos por curiosidad fotográfica y alguna vez incluí en el blog alguna de sus fotografías. Una de estos sitios es yo he visto cosas que vosotros no creeríais donde puedes llegar a perder parte de tu tiempo visitando todo el material fotográfico que ahí se recoge. Te aviso que no tiene fin y es de los sitios más curiosos de fotografía que he visto.

Y esta es mi forma de trabajar y escribir en un blog; así finalmente es como estoy elaborando la mayoría del contenido que estás leyendo, donde ya finalmente solo me cabe contestarme a mí mismo si soy capaz de mantener diariamente la suficiente pasión para escribir algo que genere el suficiente interés para ser leído.

Escribir en un blog todos los días
5 (100%) 3 votes
Comparte.

Escribe un comentario: